Cómo comprar lencería sexy para tu chica

por

Si estás en pareja desde hace tiempo probablemente sepas que uno de los peores enemigos de una relación es la rutina. En los primeros días, semanas e incluso meses, las emociones están desatadas y parece que es imposible caer en el aburrimiento, sin embargo, cuando la etapa de enamoramiento acaba, la vida sexual es la primera en verse perjudicada, lentamente el fuego se va apagando y se hace imprescindible buscar la forma de salir de la rutina.

Una excelente alternativa para recuperar la emoción perdida y avivar el fuego del amor en la cama es atreverse a usar juguetes sexuales, de los cuales hay para todos los gustos y estilos, pero si parece un paso demasiado atrevido es aconsejable ir poco a poco empezando por incluir, por ejemplo, lencería sexy.

La lencería sexy hará que tu chica se sienta más atractiva y deseable, lo que a su vez la hará sentir más segura y la alentará a participar de un juego de roles. Si ella no es muy osada y no acostumbra a tener piezas de lencería sexy en su guardarropa, lo más probable es que vas a tener que ser tú quien lo proponga o tal vez adelantarte y regalarle algún conjunto.

En teoría parece una tarea sencilla, sin embargo, por muy buenas que sean tus intenciones y muy confiado te sientas en tu experiencia, podrías cometer errores fatales que sólo arruinarán más tu relación. Por supuesto no es lo que queremos, por eso te ayudaremos con algunas recomendaciones.

El estilo

Lo primero es tener claro qué es lo que buscas con la lencería, si es hacer que ella se sienta en su propia piel o que se transforme en otra mujer para llevar a cabo un juego de roles. No es el caso de todas, pero nos atrevemos a decir que la mayoría de las chicas desean sentirse sexys y a la vez cómodas, sin dejar de ser ellas mismas. En ese caso la opción es buscar un conjunto que vaya con su estilo, si ella es más bien recatada es probable que un conjunto sexy pero a la vez elegante le acomode mucho más que un disfraz de cortesana.

La talla adecuada

Tanto más importante que el estilo adecuado de lencería es, definitivamente, la talla correcta. Para no cometer un error fatal vas a tener que investigar, y no, las aproximaciones o comparaciones con frutas aquí no sirven, lo más seguro es que revises las etiquetas de su ropa interior habitual y así sabrás la talla exacta que debes comprar.

El color

Antes que todo detente un segundo y recuerda que, aunque seas tú quien más vaya a disfrutar con este obsequio, en el fondo es un obsequio pensado para ella y será ella quien va a usarlo. Es preferible que escojas entre la gama de colores que ella usa normalmente antes que los colores que a ti te gustaría que usara. Si ella es de gustos clásicos, con seguridad se sentirá más cómoda usando lencería en tonos oscuros como el negro o violeta oscuro, pero si su personalidad es más explosiva tal vez le gusten colores vivos como el rojo, el magenta o los estampados entretenidos. Una regla infalible que te servirá para toda la vida es saber que los colores oscuros sientan bien a las pieles claras, mientras que los colores claros van mejor con las pieles bronceadas.



style=”display:block”
data-ad-client=”ca-pub-1817729947711052″
data-ad-slot=”5155771811″
data-ad-format=”auto”>

Una mano nunca está de más

Si de plano te sientes perdido a la hora de entrar en una tienda, lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda a las vendedoras, ellas están ahí precisamente para eso y te ayudarán encantadas si se les explicas la situación. No seas tímido.

Si sigues estos consejos no vas a tener mayores problemas al momento de decidirte a comprar lencería sexy para tu chica, pero antes, no olvides el consejo más importante; toda mujer desea sentirse hermosa y amada, hazlo de manera que ella note que es especial para ti y que, sobre todas las cosas, te preocupas de cuidar cada detalle, demuéstrale que piensas en ella y te tomas el tiempo de conocer sus gustos y, con o sin lencería sexy, su relación cambiará positivamente.