12 razones para tener más sexo

por

No es que necesitemos razones de peso para motivarnos a tener sexo con más frecuencia, sabemos que es una de las más placenteras actividades que podemos disfrutar en la vida y, más que una recomendación, es una necesidad completamente natural, tanto de hombres como de mujeres.

Pese a que es una práctica que idealmente debería gustarnos, satisfacernos y hacernos felices, en ocasiones los avatares de la vida moderna, el cansancio, el estrés, el exceso de trabajo y los propios conflictos de pareja pueden hacernos perder el interés habitual en el sexo, falta de entusiasmo que nos cuesta asumir y solemos disfrazar de cualquier otra excusa.

Si estamos sintiendo que nuestro apetito sexual está sufriendo una baja, tal vez estas 12 razones para tener más sexo sean el incentivo que necesitamos, todas ellas respaldadas por estudios científicos, como para que no quepa duda de que el sexo es milagrosamente bueno.

1. El sexo refuerza las defensas de nuestro sistema inmunológico

Cuando mantenemos relaciones sexuales de manera frecuente nuestro organismo recibe un estímulo extra que refuerza sus defensas naturales, esto se traduce en menos enfermedades, mayor productividad y mejor calidad de vida.

2. El sexo prolonga la vida y retarda el envejecimiento

Además de hacernos sentir más jóvenes y revitalizados, cuando practicamos sexo frecuentemente también nuestro aspecto tiene a ser más juvenil pues irradiamos jovialidad.

3. Disminuye los llamados males modernos

Los llamados males modernos como lo son el estrés, la ansiedad y la depresión se ven disminuidos gracias al sexo, pues en nuestros encuentros sexuales liberamos importantes cantidades de endorfina y literalmente nos hace más felices.

4. Favorece la fertilidad

Está científicamente probado que mientras más frecuentes son las relaciones sexuales la calidad de la esperma masculina mejora considerablemente, pero además el sexo frecuente también resulta ser beneficioso para las hormonas sexuales femeninas al estimular su equilibrio y así aumentar las posibilidades de concebir.

5. El sexo es bueno para perder peso

En una sesión normal de sexo es posible quemar alrededor de 200 calorías, lo que equivale a correr durante 15 minutos, esto convierte al sexo en la más divertida forma de perder peso.

6. Mejora la calidad del sueño

La liberación de sustancias químicas inmediatamente después del orgasmo relaja los músculos y actúa como un efectivo inductor del sueño, de tal manera que funciona bien como un antídoto a episodios de insomnio ocasional.

7. Alivia dolores de cabeza

El orgasmo tiene la capacidad de liberar la hormona oxitocina y otras endorfinas que actúan como analgésicos naturales tan potentes que hasta pueden aliviar la migraña.

8. Mejora la circulación sanguínea

Las relaciones sexuales aumentan la frecuencia cardiaca y el flujo de sangre que irriga el cerebro, de esta forma estimulan el buen funcionamiento del sistema circulatorio en general.

9. Ayuda a prevenir el cáncer

Aunque parezca demasiado bueno para ser real, hay estudios que señalan que es posible que mientras más frecuentes sean las eyaculaciones, menores son las probabilidades de desarrollar cáncer de próstata. No está del todo probado, pero no es que sea un problema probar suerte con más frecuencia.

10. Mejora la autoestima

Lo que sí está comprobado es que el sexo es excelente para reafirmar la confianza y mejorar la autoestima. Los sujetos que practican el sexo con frecuencia tienden a ser más seguros de sí mismos y a proyectarlo en la manera en que se desenvuelven externamente y al interactuar con otros, con todos los beneficios que eso trae en la vida cotidiana.

11. Disminuye el colesterol malo

Una vida sexual activa puede disminuir constantemente el nivel de colesterol malo en la sangre hasta hacer prescindir a los pacientes de los medicamentos para tratarlo.

12. Mejora la salud dental

Durante el sexo los besos efusivos no sólo son placenteros, también resultan saludables pues estimulan la producción de saliva que, a su vez, ayuda a limpiar naturalmente los dientes y a reducir la acidez de la boca, lo que a la larga puede traducirse como menos visitas al dentista.

Si todas estas buenas razones para tener sexo con más frecuencia no son un incentivo poderoso, en cualquier caso el sexo siempre será la mejor forma de distraerse a solas o disfrutar de un gran momento con nuestra pareja, en donde -sin darnos cuenta- estamos ayudando a nuestro cuerpo a estar más saludable y prolongando así nuestros años de vida.